Historia de la foto de una ensalada

03 de junio, 2021 - Sesiones - Comentarios -

CON 3 ingredientes y 1 ENSALADA

La historia de esta serie de fotos empieza el día que abrieron en el barrio donde vivo una pequeña tienda con frutas y verduras frescas. Todo un lujo para el lugar donde vivo poder tener un sitio cercano donde comprar  y, de paso, encontrarse con la gente del barrio y charlar un rato. La tienda es pequeña pero está puesta con gusto y cuidado y las personas que la han puesto en marcha han pensado despacio y con mimo qué productos quieren vender. 


Un día entre semana, me acerqué con mi bolsa de tela a comprar unas verduras, y también a curiosear los productos a la venta. Por mi cabeza rondaba la idea de hacer una serie de fotos con lo comprado, aunque todavía no tenía muy claro qué iba a ser.

 Finalmente me decidí: compré una lechuga verde fresca y crujiente, un par de tomates con etiqueta de calidad y un manojo de cebolletas. Las fotos ya empezaban a tomar forma en mi cabeza.

¿Qué es lo que me atrajo de estos productos, a priori tan comunes y sencillos? Pues precisamente eso, que son muy habituales de encontrar en cualquier cocina.

 ¿Qué es lo que quería transmitir con las fotos? Quería transmitir sensación de frescura, verano, luz del sol. Tenía los ingredientes, necesitaba el decorado.

 Me gustan las fotografías con fondos oscuros, tienen un toque de misterio y elegancia que me cautiva. Pero en este caso, la temática era diferente. Me decidí por el fondo blanco, además de transmitir la sensación que yo buscaba, los ingredientes destacarían.

  Siguiente paso: decidir qué luz utilizar y el ángulo. Estuve tentada de jugar con un flash externo o con una luz fija, pero yo quería una luz con un pequeño punto de calidez. La opción más adecuada era la luz del sol. La mañana había amanecido nublada, pero por la tarde el cielo se despejó. A través de mi ventana, entraba una luz de sol primaveral, vibrante y cálida. 

La luz natural del sol da vida al color de los elementos de la fotografía y me permite conseguir sombras, contraluces, iluminaciones intensas.

¡A fotografiar!

Ingredientes y cubiertos de servir

Cogí mis 3 ingredientes, una fuente redonda blanca y unos cubiertos de bambú. Delante de la ventana, colgué un visillo blanco, translúcido, para tamizar la luz del sol de la tarde, y también lo extendí en la mesa sobre la que coloqué los ingredientes. Cámara y trípode y comienza la sesión.

 Disparé desde diferentes ángulos, acercándome, alejándome. La delgadez de las hojas de la lechuga, por ejemplo, me permitieron hacer un delicado contraluz. 

Detalle de lechuga a contraluz

Plano cenital de la ensalada

La Serie de fotos

ENSALADA PREPARADA

Ingredientes cortados y colocados en la ensaladera.

AÑADIMOS EL ALIÑO

Es el momento de añadir la sal y el aceite de oliva.

MEZCLAMOS ANTES DE COMERLA

Remover los ingredientes para que queden bien aliñados.

LA FOTO FINAL

"Pincho de tomate, cebolleta y lechuga"


   Una forma diferente de ver una ensalada, mostrando la belleza de los componentes, sus colores  y texturas. Un plato ligero, fresco, apropiado para los días de calor.

  ¿Qué es lo que más te ha gustado o te ha llamado la atención de esta historia?

  ¿Qué foto es la que más te gusta?

  Me encantará leer tus comentarios y que me cuentes tus impresiones.

  

MARÍA ROA ZUBIA

Compartir 

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 + 6 =
Últimas entradas
Categorías
Ver anterior